[ad_1]

¿Qué me pongo?

Es la primera pregunta que nos hacemos al amueblar la casa, así que queremos despejar tus dudas, diciéndote las ventajas y desventajas de cada opción, para que escojas la que mejor se adapte a tu espacio y necesidades. ¡Que empiece el torneo!

En resumen, los muebles modulares suelen tener dos ventajas claras frente al mobiliario a medida: precio y tiempo de entrega. Por contra, y a pesar de la gran variedad de medidas y composiciones que se ofrecen actualmente, no permiten un acabado “al milímetro”, teniendo que recurrir en ocasiones a remates o huecos antiestéticos.

El mobiliario a medida suele ser más caro e implica más tiempo en su diseño y fabricación, pero a favor, ofrece acabados totalmente personalizados. Tendrás una pieza única en tu casa, además de aprovechar al máximo la capacidad de almacenaje del espacio.

Un mueble para cada estilo

  • Para ambientes modernos elige un mueble de líneas rectas y sencillas o alguna composición modular sobria.
  • Para salones clásicos puedes decantarte por una pieza de grandes dimensiones de madera y colores más oscuros.
  • Para espacios rústicos, elige una estructura de hierro con compartimentos inferiores con puertas de madera decapada para almacenar lo que no quieres que quede a la vista.
  • Para decoraciones atemporales, no arriesgues y escoge un mueble tipo estantería, en DM lacado en blanco.

Dependiendo de tu presupuesto y necesidades, toca decidir. ¿Por qué opción te decantas?

[ad_2]

¿Te parece interesante este artículo? ¿Te gustaría algo así para tu casa?

¡Llámanos y lo haremos realidad para ti!