Consejos para tu dormitorio

El dormitorio es la zona donde descansamos de nuestro día a día o simplemente nos relajamos. Tener un dormitorio acorde a nuestros gustos y necesidades es sencillo tomando varias ideas y consejos.

En este artículo vamos a darte ideas y consejos para que los puedas tener en cuenta a la hora de diseñar y estilizar tu dormitorio a tu gusto.

En el dormitorio la pieza fundamental es la cama, así que lo mejor es basar nuestra decoración y mobiliario alrededor de este elemento. Primero calcula el espacio de tu dormitorio de forma que al poner la cama tengas suficiente espacio. Puedes colocar un par de mesitas a ambos lados de la cama para poner unas lámparas y además almacenar cosas. Si tienes mucho espacio, puedes colocar una banqueta a los pies de la cama a modo almacenaje o de descalzadora.

Utiliza un buen somier y un buen colchón para el descanso. Los de látex y los viscoelásticos son los que mejor se amoldan al cuerpo. Las sábanas por su parte, mejor que sean de 100% algodón.

La orientación de la cama, si es posible,  es mejor que esté con el cabecero a un lado de la ventana para que la luz no te moleste.

Elige un color para la pared de tu dormitorio. Utiliza colores que ayuden al descanso como tonos claros, suaves o cálidos. Hay muchos estudios acerca de qué colores ayudan mejor a conciliar el sueño; el mejor color es el azul, pero también se aconseja un color amarillo en sus variantes más suaves y cálidas pues relajan el sistema nervioso. El verde es el tercer color más aconsejado. Aquellas personas que dormían con este color, se levantaban más positivas y con mejor humor. No utilices colores chillones o vibrantes por sofisticados que parezcan.

Utiliza suelo de madera en tu dormitorio, ya que pisar suelo cálido es una de las mejores sensaciones para el descanso. Si te atreves, pon encima una alfombra de lana de pelo largo que recubra tus pies mientras estás sobre ella.

Si tienes espacio en el dormitorio, intenta incorporar un vestidor a él, con un buen armario. Los de pared son los más prácticos, pero si dispones de más espacio aún, utiliza uno con tabique.

Utiliza cortinas acordes al color y al espacio del dormitorio, las telas con caída pueden ser una apuesta segura.

Ten en cuenta los puntos de luz de tu habitación; un punto de luz en el techo por ejemplo es lo mejor para iluminar rápidamente la habitación.

Si tienes suficiente espacio en tu dormitorio, prueba a integrar un despacho o zona de estudio en una parte; con esto además podrás trabajar o estudiar cómodamente desde tu dormitorio.

Espero que te resulten interesantes todos estos consejos para crear un buen ambiente dentro de tu dormitorio. Lo más importante es que lo hagas a tu gusto para que puedas sacarle el máximo partido.

Y recuerda que puedes confiar en nosotros para asesorarte sobre el mobiliario que mejor se adapte a tu dormitorio. Te daremos ideas interesantes tanto para dormitorios con mucho o poco espacio.