Cómo actualizar tus muebles

¿Quieres dar un toque personal a tu hogar o añadirle originalidad? Utiliza muebles a todo color. Lo mejor de esta idea es que se puede hacer tanto con muebles antiguos como con mobiliario nuevo. ¿Por qué no pintarlo?

Pintar muebles antiguos a todo color es una manera económica de refrescar la decoración y añadir personalidad.

Los más sencillos de pintar son las sillas, armarios, mesitas de noche, mobiliario de madera, aunque esto no quiere decir que no puedas pintar un contrachapado. No hace falta que utilices técnicas extrañas ni nada por el estilo, simplemente pintarlos de colores; recuerda que puedes utilizar varias capas de pintura para conseguir una mayor consistencia.

comoda¿Qué colores utilizar?

Si utilizas colores intensos, la atención que quieras dar a la habitación se centrará en ellos. Los colores oscuros hacen que las piezas del mobiliario se vean más grandes. Los colores claros los hacen parecer más livianos y permite apreciar el espacio mejor. A la hora de pintar los muebles ten en cuenta por supuesto el color de tu habitación para que tenga una mejor integridad.

Recuerda aplicar una lija antes de pintar los muebles antiguos o utilizar alguna masilla a la hora de rellenar los huecos; cuando la masilla quede seca, debes lijarla también para que quede homogénea al mobiliario. Limpia con un trapo el polvo que quede sobre el mueble.

Aplica una capa de imprimación o producto sellador antes de pintar el mueble. Si no sabes cómo hacer esto, próximamente publicaremos un artículo sobre la conservación de la madera, así que te recomiendo que lo leas.

¿Qué pintura debemos utilizar?

Utiliza pintura de calidad; aunque sea más cara, a la larga va a salirte mucho mejor que una pintura de mala calidad. Si compras una de mala calidad, ésta se desgastará antes, y tendrás que volver a comprar pintura.

Aunque compres una pintura de calidad, dale varias capas al mueble que pintes, ya que tendrá un mejor acabado y durará más.

Las mejores son las de látex o acrílicas. Aplica colores mate o satinado en el mobiliario que vayas a utilizar solamente como decorativo. En los muebles que vayas a dar mucho uso, utiliza mejor colores con brillo o semibrillo.

Hora de pintar

Cuando pintes los muebles, empieza primero con una brocha o un rodillo especial para muebles por las superficies más grandes y deja las más pequeñas y enrevesadas para el final.

Las partes enrevesadas píntalas con una brocha fina.

Utiliza cinta adhesiva alrededor de los elementos que no quieras manchar, como paredes o partes metálicas del mueble.

Repite el proceso de pintado al menos dos veces para conseguir que perdure más en el mueble.

Ten un paño húmedo al lado tuya durante todo el proceso para eliminar la pintura en caso de que ésta se caiga en lugares donde no hayas puesto la cinta adhesiva.

Espero que os guste la idea. Y si tienes alguna sugerencia o pregunta, nos encantará conocerla.

Saludos.